| Inicio | Opinión | Cultura | Anécdotas | Humor Paisa | Famosos Paisas | Salud | Medio Ambiente | Municipios Paisas |
| Senderismo | Sitios Turísticos | Rincon de Tacho | Arte | Mascotas | Sexualidad | Contáctanos |
| Emprendedores | Hoteles | Discotecas y Bares | Restaurantes | Museos | Musica Paisa | Futbol Paisa |

Municipios de Antioquia

Antioquia tiene 126 municipios agrupados en 9 subregiones, a continuación empezaremos a publicar los municipios de nuestra cultura paisa. Antioquia es el departamento colombiano con más municipios, seguido por Boyacá. Listado de Municipios Antioqueños

Municipio de Medellín

Medellín es una ciudad y municipio colombiano, capital del departamento de Antioquia. Se localiza en el noroccidente del país en el centro del Valle de Aburrá, que se ubica en la Cordillera Central, y el cual está atravesado por el río Medellín. Cuenta, según cifras estimadas por el DANE, con una población de 2.636.101 habitantes para el año 2010, lo que la convierte en la segunda ciudad más poblada de Colombia. Por su parte, el área metropolitana de la ciudad, conformada además de Medellín por otros 9 municipios, tiene una población estimada para el 2010 de 3.740.000 personas, siendo ésta la segunda aglomeración urbana del país.

Como capital del departamento, Medellín alberga las sedes de la Gobernación de Antioquia, la Asamblea Departamental, el Tribunal Departamental, el Área Metropolitana y la Fiscalía General. También se asientan en ella numerosas empresas públicas e instituciones y organismos del estado colombiano. En el plano económico es una urbe con gran dinamismo, destacada como uno de los principales centros financieros, industriales, comerciales y de servicios de Colombia, y por ser la sede de numerosas empresas nacionales e internacionales, principalmente en los sectores textil, confecciones, metalmecánico, eléctrico y electrónico, telecomunicaciones, automotriz, alimentos y salud.

La ciudad es notable por igual como uno de los principales centros culturales de Colombia. Es sede de importantes festivales de amplia trayectoria y reconocimiento a nivel local, nacional e internacional. Asimismo, se caracteriza por su copiosa actividad académica y científica, lo que le ha valido ser reconocida como ciudad universitaria y del conocimiento, y dado además que también en ella se asientan algunas de las universidades colombianas más importantes.

El nombre de Medellín que tiene la ciudad colombiana, fue dado en homenaje a Pedro Portocarrero y Aragón, Conde de Medellín en Extremadura, y entonces presidente del Consejo de Indias, por el interés que tomó en la erección en Villa del poblado de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná, pues había mucha oposición especialmente de la ciudad de Antioquia, que por ese entonces era la capital de la provincia del mismo nombre, la cual intuían que su papel preponderante se vería disminuido con la erección en villa de aquel pueblo.

Finalmente, en 1675 llegó la real cédula firmada por la reina regente, doña Mariana de Austria (en representación de su hijo, Carlos II, menor de edad), fechada el 22 de noviembre de 1674, en la cual concede la fundación en Villa de la Candelaria de Aná. El 2 de noviembre de 1675 le correspondió al gobernador y capital general de la Provincia de Antioquia, Miguel de Aguinaga y Mendigoitía, proclamar la erección de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín.

Uno de los hechos sociales de mayor trascendencia en la historia educativa de Medellín fue la fundación de la Universidad de Antioquia, en 1803. Inicialmente se le conoció como Real Colegio de Franciscanos y su primer local estaba situado en el costado norte del Parque Berrío. Las primeras carreras, con cupos muy limitados, fueron gramática, filosofía y teología.

Crecimiento comercial e industrial
En 1905, la población de Medellín rondaba los 59 815 habitantes, y para 1951 contaba con 358 189. Dicho de otra manera, en la primera mitad del siglo XX, el número de habitantes de Medellín aumentó seis veces, lo que demuestra el poderoso atractivo que ejercía la urbe sobre los pobladores de otras regiones del departamento.

Al comercio del siglo XIX, basado en el oro, se le sumó pronto el del café, gracias al Ferrocarril de Antioquia. La Guerra de los Mil Días (1899-1902), que cerró el siglo XIX con una cruenta disputa de alcance nacional entre los dos partidos tradicionales el liberal y el conservador, supuso un freno temporal al desarrollo de la ciudad y del país en general. Luego, gracias a las medidas tomadas por el presidente Rafael Reyes, después del conflicto, la industria floreció en Medellín como en ninguna otra ciudad colombiana.

Con el fin de aprovechar el ambiente de reconstrucción nacional, creado por el gobierno de Reyes, un grupo de importantes hombres de negocios de la ciudad gestó, en 1904, la creación de la Cámara de Comercio de Medellín, cuyo papel en el desarrollo económico local ha sido trascendental. En cierta forma, la historia de la entidad ha sido también la historia del comercio y la industria de la capital y la región. En el nacimiento económico de la ciudad se ocupó, por ejemplo, de temas como la construcción del ferrocarril de Antioquia, el transporte de los productos comerciales por el río Magdalena, la agilización del servicio de correo (que por aquella época experimentaba demoras angustiantes) y la coordinación de otras actividades como la acuñación de monedas, la exportación del oro y el estudio de proyectos de ley presentados al Congreso nacional y que afectaban la actividad comercial e industrial de la región.

Si bien es cierto que el oro fue una columna vital en el progreso inicial de Medellín, fueron la vocación cafetera de la región y las bonanzas de precios del grano en el mercado internacional las que permitieron ampliar la capacidad adquisitiva de una gran parte de la población, debido a la cantidad de mano de obra requerida y al hecho de que su actividad se realizaba principalmente en minifundios. Al mismo tiempo surgió una casta de comerciantes y empresarios que más tarde dio impulso a las primeras industrias. Gracias al café, igualmente, se desarrollaron vías de comunicación que permitieron, a su vez, expandir la frontera económica regional.

La industrialización en Antioquia se inició en los primeros 30 años del siglo XX con algunos experimentos fabriles, principalmente en el sector textil. Sus promotores eran empresarios cuyas fortunas provenían de la explotación minera y del comercio en la época de la colonia. Inicialmente, dieron origen a la industria liviana nacional, conformada por importantes empresas manufactureras de vidrio, textiles, bebidas y alimentos, entre otras. Después de la década de 1930 vino la sustitución de importaciones y Medellín se ubicó a la vanguardia de la industria textil nacional. Se crearon muchas empresas durante los primeros 30 años del siglo XX, y varias de ellas continúan funcionando hasta la fecha, bien con sus nombres originales o con algunas modificaciones. Sin embargo, dadas las presiones de la llamada nueva economía y la apertura de la economía, la industria regional perdió participación nacional y entró en un período de ajuste.

Por su parte, el carbón de las minas de Amagá, en el suroeste cercano, y más tarde las hidroeléctricas aportaron la energía necesaria para que estas grandes empresas funcionaran, al mismo tiempo que impulsaron los motores eléctricos de las pequeñas industrias. Precisamente, el ferrocarril de Antioquia desafió la geografía montañosa de la región para llevar y traer mercancías hacia Puerto Berrío y desde esta población, a orillas del río Magdalena, la principal vía fluvial colombiana. Fue una ambiciosa obra de transporte, iniciada en 1875, que hoy sólo está en los recuerdos. Igualmente, la experiencia y los capitales acumulados durante todo el siglo XIX dieron el impulso necesario a esta gran transformación económica y social, que la caída de la bolsa de Nueva York, en 1929, frenó por dos o tres años. Los títulos valores de estas nuevas empresas, que eran sociedades anónimas, empezaron a comprarse y a venderse, y así se dio inicio al mercado accionario en Colombia. Por estos mismos años, en 1932, se inauguró el aeropuerto de Medellín "Enrique Olaya Herrera".

La ciudad actual
El Plan Piloto de Medellín, elaborado en 1950 por los arquitectos extranjeros Paul Wiener y José Luis Sert, recomendó la canalización del río, el control de los asentamientos en las laderas, el montaje de la zona industrial de Guayabal, la articulación de la ciudad en torno al río, la construcción de la zona deportiva del estadio Atanasio Girardot y del Centro Administrativo La Alpujarra.

Por estos mismos años, como resultado de los conflictos políticos nacionales, continuaron llegando oleadas de inmigrantes. Pronto, el Plan Piloto se vio desbordado por la realidad de una población que se triplicó en 20 años, pasando de 358 189 habitantes, en 1951, a 1 071 252, en 1973. La construcción tuvo gran dinamismo en ese periodo y buena parte de las laderas de la ciudad empezaron a ser ocupadas por los habitantes que, llegados del campo, no tenían la posibilidad de acceder a créditos para vivienda. Muchas de las edificaciones antiguas del centro, y aun las de principios del siglo XX, fueron demolidas para dar paso a edificios altos que fueron destinados a oficinas y vivienda, entre ellos el edificio Coltejer, símbolo de la ciudad. El sector textil se modernizó bastante en este periodo y se consolidó de forma definitiva la vocación industrial de la ciudad.
La vida cultural en las últimas décadas

Monumento "La Raza", bronce y concreto, 38 m de alto. Localizado en el Centro Administrativo La Alpujarra.

En las décadas de 1950 y 1960 nuevos artistas y escritores introdujeron elementos modernos y hasta contestatarios en el panorama de la cultura local y nacional. Manuel Mejía Vallejo, sin abandonar las temáticas regionales, estableció nuevas formas narrativas.

El joven Gonzalo Arango, en compañía de otros contemporáneos, fundó el movimiento literario y contestatario conocido como Nadaísmo, que causó polémica entre la recatada sociedad de entonces con sus actuaciones anticlericales. Lo propio hizo la pintora Débora Arango con sus cuadros, en los que abundan el desnudo y los temas de crítica social. Otro pintor de la época, aun vigente, es Fernando Botero, cuya fama se extiende por América, Europa y Asia. Sus donaciones han servido para crear nuevos espacios culturales en la ciudad. Un poco más tarde, en la década de 1970, esculpiría sus obras más famosas el escultor Rodrigo Arenas Betancur.

El Teatro Pablo Tobón Uribe (1967), el Museo de Arte Moderno (1978) y el Teatro Metropolitano (1987), entre otros, contribuyeron a enriquecer la oferta de escenarios culturales de la ciudad. En el 2000 se reinauguró el Museo de Antioquia, en gran parte con obras de Fernando Botero.
Nuevas universidades, como la Universidad de Medellín (1950), la Universidad Eafit(1960) y la Universidad de San Buenaventura (1961), se sumaron a las ya existentes Universidad de Antioquia, Universidad Pontificia Bolivariana y Universidad Nacional de Colombia.

Tras su evolución como ciudad industrial colombiana, Medellín quiere ascender a ser considerada como uno de los principales centros de negocios de las Américas. Las acciones oficiales y privadas están enfocadas a lograr ese objetivo. Un ejemplo principal es el nuevo Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones "Plaza Mayor", diseñado para mostrar la producción de Colombia al mundo y traer lo mejor de la economía globalizada al país. En la actualidad es una urbe con un poco más de dos millones de habitantes, moderna en su concepción, con excelentes servicios públicos y dotada de todas las facilidades de la vida moderna.

En las últimas décadas, la ciudad ha venido derrumbando sus muros sociales y económicos gracias a proyectos de gran envergadura como la implantación de un sistema de transporte masivo como el Metro y ahora el Metroplús, que están uniendo e integrado a todas las zonas de la ciudad. Medellín ostenta hoy una posición muy buena en temas culturales y artísticos, con importantes ferias editoriales y de poesía; además, la construcción de nuevas bibliotecas, parques y centros educativos, y la creación y renovación del espacio público, han permitido la integración de la población total al desarrollo de la ciudad

Medellín se encuentra enclavado en el centro geográfico del Valle de Aburrá, sobre la cordillera central de los Andes. La ciudad cuenta con un área total de 380,64 km² de los cuales 110,22 km² son suelo urbano y 270,42 km² son suelo rural. Limita al norte con los municipios de Bello, Copacabana y San Jerónimo; al sur con Envigado, Itagüí, La Estrella y El Retiro; al oriente con Guarne y Rionegro, y por el occidente con Angelópolis, Ebéjico y Heliconia.

El Valle de Aburrá tiene una forma alargada de norte a sur, presenta un ensanchamiento en su parte media, el cual mide 10 kilómetros y es donde se localiza Medellín. Este valle está totalmente urbanizado en su parte plana, y muy ocupado en sus laderas. Al valle lo cruza el Río Medellín el cual corre en dirección sur-norte, y a lo largo de sus 70 kilómetros recibe en su recorrido el tributo de 57 quebradas.

Topográficamente la ciudad es un plano inclinado que desciende desde 1800 m a 1500 m de altura sobre el nivel del mar. Dentro del paisaje urbano se destacan los Cerros Nutibara y el Volador, estos pequeños cerros se levantan como manchas verdes en medio de la ciudad. Los altiplanos y montañas que circundan el valle sobrepasan los 2500 metros. Las principales alturas en el territorio de Medellín son: Alto Padre Amaya (3100 msnm), Alto Patio Bonito (2750 msnm), Alto Boquerón (2600 msnm), Alto Venteadero (2500 msnm), y el Alto Las Cruces (2400 msnm) entre otros.

La temperatura de Medellín está determinada por los pisos térmicos que van del páramo (que equivale a 3 km² del territorio), pasando por el frío (192 km²) hasta llegar al medio (185 km²), en donde está la zona urbana, la cual tiene una temperatura que oscila entre 16 y 28 °C ó 60 y 82 °F. Las temperaturas más altas oscilan entre 27 y 28.6 °C, con máxima absoluta de 32 °C. Y las más bajas oscilan alrededor de 16 °C, con mínima absoluta de 10 °C. El comienzo y la mitad del año son estaciones secas, de resto el clima es variable, lluvioso en algunas épocas. La precipitación media anual es moderada: 1656 mm, y no es igual en todo el valle. Llueve más al sur que al norte.

Por su ubicación entre montañas, Medellín es una ciudad de vientos suaves. Casi todo el tiempo la brisa refresca a los habitantes. El régimen de vientos lo determinan los alisios dominantes del nordeste y las masas de aire cálido que suben desde los valles bajos de los ríos Cauca y Magdalena, con predominio de movimiento en la zona norte del Valle de Aburrá, lo que origina que el viento sople en dirección norte-sur.

Es de advertir que todas estas condiciones varían de acuerdo con los cambios climáticos originados en el océano Pacífico, llamados fenómeno del niño y la niña. Entonces hay más lluvia o más sequía.

El clima de Medellín ha tenido tradicionalmente buena fama, y ello le ha valido el apelativo de Ciudad de la Eterna Primavera.

Seguridad

Durante las décadas de los 80 y 90, Medellín fue notoria debido a las altas tasas de violencia que registraba la capital antioqueña, al igual que por el alto índice de homicidios que tenía la ciudad.

También para el 2002, la tasa de homicidios era muy alta: 183,3 por cada 100 000 habitantes. Este dato también se redujo notoriamente pues paso a 33,2 por cada 100 000 habitantes en el 2005 (por debajo del promedio de Colombia).

En los últimos años, la ciudad ha estado en una fuerte transformación, enfocada en la seguridad, educación, la cultura y el deporte.

Urbanismo

Medellín, al estar ubicado en un estrecho valle rodeado por montañas, cuenta con un espacio limitado, lo que ha obligado a que en las últimas décadas el crecimiento de la ciudad cuente con dos características principales; la primera consiste en un crecimiento vertical, y la segunda en un crecimiento lateral ocupando las laderas de las montañas de forma desordenada y sin continuidad en la trama vial.

El Centro, y al fondo la zona nororiental de Medellín.
Los edificios más altos de "la capital de la montaña" (como se le conoce a Medellín) se encuentran principalmente en el centro de la ciudad. Sin embargo en el sector de El Poblado localizado en las laderas sur-orientales, se encuentra la mayor cantidad de edificios, generalmente residenciales aunque también comerciales y de servicios. Por lo general, aquellos edificios están entre los 20 y los 30 pisos de altura, es un claro ejemplo del crecimiento vertical que está dándose en la ciudad.

La comuna Laureles - Estadio, se ubica en una de las partes planas del valle, es otro sector de las clases más pudientes de Medellín, y también es otro ejemplo del crecimiento vertical, pero a diferencia del poblado el cual es un sector semicampestre, Laureles – Estadio es un sector más urbano y desde sus comienzos se desarrolló de manera planeada, generando nuevos conceptos urbanos muy innovadores para su época, y actualmente está sufriendo cambios en su tipología de vivienda, pasando de las casas unifamiliares a los edificios multifamiliares de 7 pisos.

El Poblado, sector con los edificios residenciales más altos de la ciudad.
Por lo general los barrios ubicados en lo alto de las laderas se caracterizan por ser formaciones espontáneas, no planificadas, donde la malla vial es desordenada y conflictiva, lo cual impide tener un adecuado transporte público.

Un ejemplo son las Comunas Santa Cruz y Popular ubicadas en la zona nororiental, las cuales presentan un nivel socioeconómico bajo, una densidad muy alta; un relieve abrupto con altas pendientes, surcado por quebradas con cauces profundos, creando limitaciones, los cuales generan vías interrumpidas y accesos dificultosos que impiden un buen desempeño del transporte público. Para mejorar las condiciones de movilidad de los habitantes se construyó la línea K del Metro de Medellín e indirectamente ayudó al desarrollo urbano del sector.


Juan Valdez 50 años mostrando la imagen del caficultor colombiano

Ya son cincuenta los años que cumple Juan Valdez, el personaje que encarna a más de 500 mil familias caficultoras colombianas ante el mundo.

Fue en 1959, en medio de una grave crisis de sobreoferta en el mercado mundial del café, que nació el icónico cultivador de café, a partir de la idea de la agencia publicitaria DDB Needham, de Nueva York. Continuar lectura


To read version in English

Conoce a nuestros ancestros e industriales más celebres



Firma nuestro libro de Visitas y deja tus comentarios sobre está página Libro de Visitas

La cultura paisa

"Dicen muchos críticos y estudiosos de la literatura que leer a Tomás Carrasquilla es como adentrarse en el rincón más puro de Castilla", explica Marta Elena Bravo. El comentario se explica en el habla, en las costumbres de los antioqueños al expresarse, al dialogar.

"Si algo tenemos de españoles es lo conversadores y lo dicharacheros", explica Bravo. Pero no solo esa simbiosis se evidencia en las formas de comportarnos. "España es un pueblo bastante religioso, como lo somos los paisas", agrega la historiadora.

De ese modo nace una nueva cultura con una idiosincracia similar a la española, pero bastante distinta.

Según Marta Elena Bravo, también debemos a los españoles el sentido del humor, la picardía, las exageraciones, algunas cosas en la forma de vestir, el amor por la tradición oral, la arquitectura y la estructura de los pueblos y "a pesar de nuestro mestizaje, seguimos siendo muy españoles".

Roberto Luis Jaramillo, por su parte aclara que los antioqueños no son españoles, que si bien tienen su sangre es imposible decir qué tan español es alguien. "Lo que uno debe coger es mirar su árbol genealógico y partir de él, descifrar no qué tan español se es, sino qué tan vasco, qué tan gallego es uno", explica.

El mestizaje lo resume todo, los paisas somos lo que somos gracias a esa unión de sangre indígena y negra con española, que crea una nueva cultura, una nueva idiosincracia que caracteriza al pueblo paisa, una cultura que Antioquia comparte con Caldas, Risaralda y Quindío. Una cultura del café, de la arepa, del pasillo, del aguardiente, de la ruana y de la fe.


Bandeja Paisa

La Bandeja Paisa, plato típico del Antioqueño

La bandeja paisa es un plato típico antioqueño también conocido como bandeja de arriero o bandeja montañera, típico de la cocina antioqueña, correspondiente a los actuales departamentos de Antioquia, el Viejo Caldas o Eje Cafetero (Caldas, Quindío y Risaralda), parte del norte del Valle del Cauca y el norte del Tolima en Colombia. Continuar lectura

Nuevas biografias

Encuentra las biografias de estos Paisas que son motivo de orgullo para los paisas y colombianos en general dignos representantes de nuestra cultura Paisa:

Carlos Coroliano Amador "El Burro de Oro", Pepe Sierra, Sofia Ospina de Navarro, Tomás Carrasquilla, MarcoFidel Suaréz. Angela Botero; Andrés Escobar; Carlos Vieco Ortiz; Débora Arango; Martín Emilio Cochise Rodríguez; Rodrigo Arenas Betancur; Manuel Mejía Vallejo; Ramón Hoyos Vallejo; Pedro Nel Gómez; Carlos Castro Saavedra; Porfirio Barba Jacob; Monseñor Darío Hoyos Castrillon; Epifanio Mejía Entra y lee sobre sus maravillosas vidas y sus enseñanzas y enteraté porque son persoanas dignas de admirar e imitar.

Historia de la Feria de las Flores

Cuando pasan los silleteros es Antioquia la que pasa"

" Cuando pasan los Silleteros es Antioquia la que pasa", se dice con frecuencia cuando vemos a estos paisas echarse sus silletas, que pesan hasta 70 kilos, al hombro, en una tradición que va de generación en generación, pues para ellos es un orgullo estar allí mostrando la grandeza de ser un "antioqueño de pura cepa". Continuar lectura


Cerros Tutelares de Medellín

Tomado de la página de la Alcaldia de Medellín
Medellín y el Valle de Aburrá están vigilados desde las alturas por siete Cerros Tutelares, los cuales ofrecen gran variedad de servicios a los ciudadanos y ciudadanas, pues además de servir como miradores naturales de la gran urbe, se consideran sitios aptos para el sano esparcimiento, la recreación, el disfrute, la investigación, el deporte, la cultura, la educación y el ecoturismo... Continuar lectura


Folklore Paisa

Merecen destacarse:

La arquitectura tradicional popular, el riquísimo lenguaje, los bailes y las danzas como el bambuco, el pasillo, las vueltas, la redova y muchos más. Y el singularísimo sainete, jocosa representante teatral que se ve por campos y veredas, en fincas y callejuelas, por diciembre. Algunos vienen por tradición española ininterrumpida desde la edad media y su representación va ligada a unas cuantas danzas como la marcha, la trenzada del árbol, el chotis y la redova. Continuar Lectura

Dichos y Refranes

Son los dichos y refranes bello reflejo de la sabiduría y sentir  popular, expresan los sentimientos más puros y honestos de la gente que los adopta y lo vuelve inmortales en Antioquia raza de hombres y mujeres habidos en la sabiduría, los refranes siempre estuvieron en boca de padres y abuelos para orientar con profunda sabiduría el desarrollo de sus hijos y nietos, bella costumbre que hoy se ha ido perdiendo, pues con la llegada de las nuevas tecnologías la comunicación ha perdido su encanto. Es por eso que quiero compartir con todos los Paisasin está recopilación de sabiduría heredada de nuestros ancestros:

Abril aguas mil y todas caben en un barril.
Agua Dios misericordia.
Agua que no has de beber mejor déjala correr.
Agua y mujer a nada deben oler.

Continuar lectura


Parlache paisa

En Antioquia es común escuchar frases que hacen parte de la idiosincrasia popular aparte de los refranes, hay frases comunes entre los paisas que hacen de nuestra cultura única en el país. Enumeramos una lista de frases comunes entre los jóvenes estas frases evolucionan de generación en generación, influenciadas por factores culturales y socioeconómicos que determinan conductas que enriquecen nuestra bella cultura, si conoce otros dichos paisas y los quiere compartir con nosotros puedes enviarlos a paisasin@gmail.com

El paisa no es creído, el paisa es visajoso
El Paisa no conquista a una mujer, el Paisa le echa los perros

Continuar lectura


Símbolos de nuestra Cultura

El 10 de diciembre de 1962, la Asamblea Departamental de Antioquia, expidió la
Ordenanza No. 6 para la celebración del Sesquicentenario de la Independencia de
Antioquia, en este acto la Corporación dispone que el Departamento tendrá un Himno y
una Bandera. Continuar Lectura.


Música en Antioquia

En Antioquia, tradicionalmente, han existido unas bien cimentadas cultura y afición por la música, tanto popular como culta o docta.

En la mayoría de las zonas rurales del departamento reina en abundancia la música popular, y existe una gran ausencia de música culta, salvo por la música religiosa en los templos católicos, y por una moderna campaña para crear orquestas y bandas municipales.

No sucede así en Medellín, donde
... Continuar Lectura

Si le ha gustado la información incluida en este sitio puedes colaborar con una donación, esto para motivar nuestro trabajo y ayudar con los costos, muchas gracias.


© 2011 El nombre y logo de Paisasin.com, son marcas registradas. Todos los derechos reservados.

| Inicio | Opinión | Cultura | Anécdotas | Humor Paisa | Famosos Paisas | Salud |

| Sitios Turísticos | Rincon de Tacho | Literatura | Arte | Empresarios | Mascotas | Contáctanos |


Nuestros publicados

Música en Antioquia

La Bandeja Paisa

Juan Valdez

Símbolos Antioqueños

Nuestro Himno

Folklore Paisa

Feria de las Flores

Expresiones Paisas

Emprendedores Paisas

Eduardo Vásquez Jaramillo

Manuel José Álvarez Carrasquilla

José María Acevedo Alzate


Jesús Ramírez Johns

Gustavo Toro Quintero

Germán Saldarriaga del Valle

Jorge Restrepo Uribe

Fernando Gómez Martínez

Nicanor Restrepo Restrepo

Santiago Mejía Herrera

Tulio Ospina Vásquez

Pedro Luis y Darío Restrepo

Más:

Emprendedores paisas 1

Emprendedores paisas 2

Emprendedores paisas 3

Emprendedores paisas 4


Manténgase
Informado

> El Colombiano
> El Mundo
> El Tiempo
Humoristas Paisas
> El Aguila Descalsa
> La Casa de Crisanto